Ahora Canarias

Es el momento del pueblo canario

Notas

AHORA CANARIAS: “la población de las Islas Canarias no necesita en estos momentos una reactivación turística de resultados inciertos”

Las Islas necesitanestablecer una agenda de verdaderas prioridades que nos permita determinar un cambio de rumbo; la conquista de un marco de soberanía que nos permita decidir nuestro futuro y determinar cuáles son las verdaderas necesidades de este pueblo”

Se quiere salvar la temporada veraniega y el negocio de un sector muy delimitado de empresarios forzando la llegada de turistas y forzando una normalidad que en estos momentos y en los próximos meses será inviable

Los soberanistas de AHORA CANARIAS rechazan la campaña que ha emprendido el presidente de Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, a favor de la reactivación turística de las Islas. Desde esta formación política califican la insistencia de Torres en la reactivación turística de “campaña de acoso a la población”. Se trata, a juicio de los soberanistas, de  “una campaña mediática agresiva, en la que se está recurriendo a mensajes ominosos, como el  bosquejo  de escenarios de hambre y miseria para las Islas si la gente se empeña en seguir encerrada”.

“La campaña de Torres -señalan desde AHORA CANARIAS– la dictan sectores de la patronal, particularmente desde Ashotel, una campaña que no se centra en la salida paulatina y la recuperación de determinados hábitos de normalidad para la gente, sino que está pensada solo, y obsesivamente, para la reactivación turística”. Curiosamente, apuntan también desde AHORA CANARIAS, “se amenaza con la miseria y el hambre sin advertir que la canaria es una sociedad empobrecida y que todas las investigaciones realizadas sobre la pobreza en las Islas señalan al turismo y a esa dependencia turística como factor de empobrecimiento”.

Turismo y pobreza 

Desde AHORA CANARIAS consideran que el modelo turístico canario, unido a los grandes intereses de los importadores y la inestimable colaboración de los diferentes gobiernos autonómicos,  “imposibilita la diversificación económica de las Islas, al tiempo que propicia una dependencia suicida de un sector que, hoy más que nunca, tiene un futuro incierto a nivel planetario”. Se trata de un modelo económico “que ha destruido la posibilidad de desarrollar otros sectores, como el sector primario, acosado por las importaciones (el de las papas de Israel contaminadas con bromuro de metilo solo es un episodio más)”. Asimismo,  las Islas -a juicio de los soberanistas- “han sufrido desde hace más de 40 años el  desmantelamiento paulatino de cualquier sector industrial o de transformación, propiciando una dependencia absoluta del sector servicios y las importaciones”. “Canarias –señalan- se ha convertido en un enorme mercado cautivo, prisionero de oligarquías locales y foráneas”.

Las medidas propuestas por la patronal

Para los soberanistas, las medidas propuestas por la patronal hotelera para garantizar la seguridad de residentes y turistas frente al coronavirus “son inviables o no ofrecen garantías”, como puede ser los test en origen o los certificados de no padecer la enfermedad; o directamente apuntan un control social sin precedentes de la población de las Islas, “que verían monitorizados sus desplazamientos y actividades por medio de lo que han denominado pasaportes biológicos, aplicaciones en los teléfonos móviles (app) que permitan realizar la trazabilidad de los movimientos de cada persona y conocer en todo momento con qué personas han estado en contacto”.

Para los soberanistas, aparte de tratarse de medidas dudosas, se advierte que lo que se pretende es  “reactivar el gran negocio turístico, pero que no se está pensando en la pequeña y mediana empresa que es la que concentra buena parte de los empleos del sector”. En este sentido, “se quiere salvar la temporada veraniega y el negocio de un sector muy delimitado de empresarios forzando la llegada de turistas y forzando una normalidad que en estos momentos y en los próximos meses será inviable, puesto que no solo desconocemos el número real de contagios de coronavirus en las Islas, sino que se advierte de la llegada de una segunda ola de contagios”.  

Superávit y dependencia

Desde  AHORA CANARIAS denuncian lo que califican de “dependencia colonial del Archipiélago”, una dependencia “que nos ha obligado a suplicar para poder emplear el superávit canario -el dinero canario-  para enfrentar una crisis sociosanitaria que golpea a las Islas de forma particular y que nos sitúa en un escenario incierto”. Una dependencia que “imposibilita” la aprobación de verdaderas ayudas a la población, quedando la denominada renta canaria de emergencia en un simple “cheque ayuda”, pero sin que se “consolide una medida canaria que garantice ingresos a las familias perjudicadas por la crisis social derivada de la pandemia”. De hecho, “los canarios y canarias tendremos que esperar a la renta mínima de emergencia que pretende aprobar el Gobierno español.

Renta Básica Canaria, soberanía y cambio de rumbo  

AHORA CANARIAS concluye su nota de prensa señalando que “la población de las Islas Canarias no necesita en estos momentos una reactivación turística de resultados inciertos, que nos expone a una escalada en los contagios; una reactivación turística que nos puede arrastrar hacia el peor de los abismos”. Las Islas necesitan “establecer una agenda de verdaderas prioridades que nos permita determinar un cambio de rumbo; la conquista de un marco de soberanía que nos permita decidir nuestro futuro y determinar cuáles son las verdaderas necesidades de este pueblo”. En este sentido, desde AHORA CANARIAS consideran que “el desarrollo de una verdadera Renta Básica Canaria sería un factor estratégico fundamental para garantizar un proceso de transición productivo y frenar la crisis social endémica, más allá del coronavirus, que sufren las Islas”, una renta básica que se podría financiar si se permite a Canarias contar con todo el dinero del superávit”.