Entrevista a Pako González por Ahul – Juventudes Ahora Canarias

por | 13 agosto 2020

¿Sigue presente el fascismo en Canarias? ¿Dónde podemos observarlo?

Tristemente el fascismo más criminal de esta tierra sigue presente en cada una de las instituciones públicas, en la judicatura que niega, por ejemplo, a las familias exhumar una fosa común, en los políticos de derechas y de esa falsa izquierda del “Si se puede”, que colabora abiertamente con los herederos de los genocidas y en algunos casos llevan los mismos apellidos, cerrando puertas a quienes pretendemos recuperar los restos de nuestros seres queridos de fosas comunes, cunetas, pozos y simas volcánicas, tal como ha sucedido con la Sima de Jinámar o la Fosa Común del Cementerio de Las Palmas, con el claro boicot y cierre de puertas a la exhumación por parte de Cabildo de Gran Canaria y Ayuntamiento de Las Palmas GC, ambos gobernados por supuestas fuerzas “progresistas”.

¿Combatirlo, de la manera valiente y decidida que lo hace, le ha costado algo a nivel personal o profesional?

Nada se consigue a costa de nada en esta pseudodemocracia colonial, heredada de una dictadura fascista, todo tipo de represalias he sufrido en mi familia, en mi trabajo, en mi vida personal en más de una ocasión, todo tipo de amenazas, incluso de muerte, que llegan cada día a mi correo o a los comentarios de mi blog https://viajandoentrelatormenta.com/ tan solo por escribir sobre el tema, por rescatar una memoria silenciada, por dar voz a los sin voz, a los miles de compatriotas asesinados en Canarias, más de 3.000 mujeres y hombres que siguen sin dignificación ni homenaje por los actuales virreyes de las instituciones públicas isleñas.

¿A qué cree que se debe la falta de organización y criterio para luchar conjuntamente contra esta lacra?

Hay una “izquierda” entrecomillada y vendida al poder a cambio de cargos públicos y sueldazos, más bien una especie de agencia de colocación, partidos y sindicatos españolistas, que se dicen aglutinadores de los sectores revolucionarios de Canarias, pero que no mueven un dedo por desenterrar a más de 3.000 canarios asesinados y desaparecidos en todo el territorio insular, son cómplices directos de los asesinos de lesa humanidad, causantes del genocidio canario. Las escasas organizaciones de memoria histórica de estas islas están mediatizadas por estas fuerzas políticas, con algunas honrosas excepciones, se trata de ofrecer una memoria sin principios, nada revolucionaria, conformista, servilista, genuflexa al poder colonial español. Una memoria que se limita a intentar sacar unos huesos, en algunos casos hasta hacerles una misa, cuando fue la Iglesia Católica una de las instituciones que se manchó las manos con miles de crímenes de estado y donde participó directa o indirectamente. Se hace necesario un esfuerzo titánico desde la izquierda real, anticapitalista y anticolonial canaria, para encabezar y protagonizar con movilización, combate sin tregua en la calle esta lucha junto a las familias, sería un hecho sin precedentes en la historia moderna de este Archipiélago. Yo sigo esperando a que esto suceda, no he perdido la esperanza a pesar de tantas decepciones.

En sus investigaciones sobre el fascismo en Canarias, ¿se ha topado con algún apellido que le haya sorprendido? ¿Siguen teniendo influencia y capital esas familias con pasado colaborador con el régimen fascista?

Son los mismos que pegaron los tiros en la nuca o tiraron a los nuestros a los pozos, a las simas, al fondo del mar con una piedra en el cuello o dentro de sacos de plátanos, gobiernan los mismos, siguen en cada Gobierno de Canarias, en cada Cabildo, en cada Ayuntamiento, en muchos casos también en cada Juzgado, directa o indirectamente es el mismo poder colonial, los herederos que se molestan si sacas a la luz los crímenes y violaciones de sus ancestros, los que se inquietan cuando intentas abrir una fosa o un pozo, por si salen los nombres de sus padres y abuelos a la luz como criminales de lesa humanidad. No te sorprendas si te digo que esos apellidos están presentes también en esa “izquierda” arrodillada a los Borbones y al fascismo, los hemos sufrido directamente en mi familia, todo su odio, todo su negacionismo, todas sus mentiras para tratar de dulcificar lo que fue un holocausto contra nuestro pueblo.

¿Cómo suelen actuar las instituciones de Canarias ante la petición de reparación, justicia y esclarecimiento?

No hacen absolutamente nada o montan un circo mediático, tal como hizo Antonio Morales y Javier Doreste, con la fosa común del cementerio de Las Palmas, con ruedas de prensa a pie de fosa con las familias, para luego meses después todo quedarse en nada, manipularnos, utilizarnos, engañarnos, mentirnos, ocultar los crímenes, hacer una cata donde se encontraron restos humanos, para luego decir que los 67 asesinados que siguen ahí enterrados los habían trasladado a otro lado sin ninguna prueba documental. En Canarias solo se ha abierto un 000,1% de las personas que siguen enterradas como basura en cada rincón de las islas. Ni una institución pública ní judicial hace nada, todos los cargos públicos de “izquierda” y derecha tapan todo junto a sus amigos los jueces, junto a una oligarquía criolla con las manos manchadas de sangre.

¿Qué papel le ve a la juventud en este asunto?

A la juventud revolucionaria y más comprometida le veo un papel fundamental, sin ellos, sin ellas, sin ustedes, esto no llegará a ninguna parte, cuando muramos los últimos que seguimos en esta lucha no habrá nada si la juventud alzada no toma desde ya el protagonismo necesario. Se hace necesario ver jóvenes alzados, alzadas, reivindicando verdad, memoria, justicia y reparación, exigiendo a cada estamento colonial canario la recuperación de los huesos de nuestra gente asesinada, tantas personas de bien que fueron masacradas por defender a la clase trabajadora canaria, unos principios por los que fueron asesinados, unos valores que son tan necesarios para de una vez por toda conseguir con lucha hasta la victoria una Canarias Libre y Socialista.

A usted le toca personalmente el asesinato de los 5 de San Lorenzo, ¿cómo se ve ese hecho actualmente en la antigua ciudad y barrios colindantes? ¿Hay conciencia de lo que se hizo?

De los cinco fusilados de San Lorenzo, de los 14 desaparecidos de San Lorenzo, conocidos como los 14 claveles rojos, a mi me toca un parentesco directo, Francisco González Santana era mi abuelo, que fue fusilado junto al resto de camaradas el 29 de marzo de 1937 a las cuatro de la tarde en el campo de tiro de La Isleta, también el asesinato del bebé de cuatro meses Braulio González García, que era mi tío, la noche de Navidad de 1936, que fue sacado de su cuna en un registro, arrojado contra la pared por un falangista. Todos estos sucesos con una lucha sin tregua de muchos años han llegado a la conciencia de parte de nuestro pueblo, los cinco tienen cada uno su calle en esta zona de la isla, también un monumento en el Parque de La Mayordomía. Esto se ha conseguido con lucha, si en otros lugares de Canarias se repitiera este proceso de movilización se conseguirían maravillas con nuestra gente asesinada, solo es luchar, luchar y luchar, no hay otra salida.

¿Cuáles cree que deben ser los pasos a seguir para poder dar un vuelco a la situación?

La implicación de la izquierda revolucionaria, la izquierda de verdad, desenmascarar a los actuales dirigentes políticos canarios que siguen negando, ocultando un genocidio sin precedentes en esta tierra desde lo que llaman “Conquista”. Movilizarse, tomar las riendas de esta lucha creando en cada rincón de Canarias Colectivos o Grupos de Memoria y Reparación, con un claro objetivo, avanzar hacia la exhumación de todos los restos en cada isla, la creación de una Comisión de la Verdad que saque a la luz hasta el último detalle de los crímenes fascistas en Canarias, que visibilice los nombres y apellidos de los genocidas estén vivos o muertos, homenajear a cada asesinado, que cada uno, que cada una de las personas asesinadas tenga su reconocimiento histórico, la creación de espacios de memoria en cada lugar de exterminio o tortura, calles para nuestros héroes y heroínas del pueblo canario, monumentos, abrir la tierra para sacar las raices, abrir la Sima de Jinámar, los agujeros del Teide, los pozos de toda Canarias, las fosas comunes de cada cementerio…

¿Tiene algunos ejemplos o referentes en la lucha colectiva a nivel internacional que le gustaría extrapolar, con matices, a Canarias?

Yo extrapolaría la lucha heroica de las Madres de Plaza de Mayo por la justicia y la reparación. Los ejemplos de países como Argentina, Chile, Uruguay, la propia Alemania, donde se está haciendo justicia con los asesinos y asesinados, donde existen numerosos museos de la memoria, donde se trabaja en el curriculo escolar lo que supuso cada genocidio, cada desaparecido, cada centro de tortura, simplemente para que no vuelvan a suceder jamás sucesos tan terribles para la especie humana. Donde es la administración pública y judicial la que llama a las puertas de las familias para que se haga justicia.

¿Tiene pensado continuar el trabajo literario empezado con la trilogía de “Crónica del genocidio fascista en las Islas Canarias”?

Después de la trilogía “Crónica del genocidio fascista en las Islas Canarias”, integrada por “Tormenta en la memoria” (2015), “Semilla de memoria” (2017) y “El viento más rebelde” (2019), estoy trabajando en un nuevo proyecto literario con entrevistas y testimonios directos de personas represaliadas por el fascismo, testigos de miles de asesinatos en cada una de las islas. Si todo va bien, verá la luz en breve y les invitaremos a ustedes y a sus lectores a la presentación. Muchas gracias por la entrevista.

(Frase que Pako nos regala durante la entrevista y que queremos compartir)

“Yo hablo a millones de personas a quienes se les ha inculcado el miedo, el complejo de inferioridad, la genuflexión, la desesperación, el servilismo.”
(A. Cesaire)